miércoles, 3 de mayo de 2017

Al descanso se llegaría sin ningún sobresalto



Todo parecía igualado hasta que en el minuto 23, Óscar De Marcos estrellaría el balón con el poste. Un fuerte disparo al palo del lateral diestro tras una buena combinación con Susaeta en la banda derecha terminó siendo la mejor ocasión de su equipo en la primera mitad. Al descanso se llegaría sin ningún sobresalto en una primera parte donde ambos equipos propusieron argumentos de sobra para llevarse los tres puntos, pese a que el Athletic Club gozó de la mejor ocasión y contaba con el factor campo a su favor.
Los goles y la apertura del partido

La segunda parte traería para el espectador los mejores minutos del partido. En el minuto 53 Aduriz cayó en el área de Adán tras ser derribado por Mandi. El central verdiblanco pecó de torpeza y realizó una entrada por detrás al delantero bilbaíno muy fácil de pitar para el colegiado de la noche, González González. Tal y como fue protagonista en la jugada lo sería en la disposición de la pena máxima. Aduriz no perdonó y puso a su equipo por delante en el marcador. 1-0 y el Betis debía remar contracorriente.